El comportamiento de los lectores en tiempos de crisis: el caso de las bibliotecas públicas de la ciudad de Barcelona

 

ESTUDIOS / RESEARCH STUDIES

EL COMPORTAMIENTO DE LOS LECTORES EN TIEMPOS DE CRISIS: EL CASO DE LAS BIBLIOTECAS PÚBLICAS DE LA CIUDAD DE BARCELONA

Alfonso González Quesada*, Mª Ángeles Jiménez López*, Marc Ajenjo Cosp*

* Universidad Autónoma de Barcelona

Correos-e: alfons.gonzalez@uab.cat, angels.jimemez@uab.cat, marc.ajenjo@uab.cat

 

RESUMEN

El artículo estudia la influencia de la crisis económica en el comportamiento informativo de los lectores en las bibliotecas públicas de la ciudad de Barcelona. Se ha desarrollado un cuestionario específico que han respondido 619 lectores mayores de 16 años. Los resultados obtenidos permiten describir su comportamiento en cinco situaciones distintas relacionadas con el uso de la biblioteca a raíz de la crisis: necesidad de estar más informados, visitar más la biblioteca, seleccionar contenidos por la influencia de la situación económica, proactividad para transformar la situación profesional y laboral e interés por la coyuntura socioeconómica.

READERS’ BEHAVIOR IN TIMES OF CRISIS: THE CASE OF PUBLIC LIBRARIES IN THE CITY OF BARCELONA

ABSTRACT

The purpose of this article is to study the influence of the economic crisis on readers’ information behavior in Barcelona’s public libraries. A questionnaire was administered to 619 readers over 16 years of age. The results obtained allow for a description of the readers’ behavior in five different situations related to library use as a result of the economic crisis: the need to be more informed, the increase in library visits, the influence of the economic situation on contents selection, proactivity for transforming vocational and employment status, and the interest in the socioeconomic situation.

Recibido: 30-09-2014; 2ª versión: 17-12-2014; Aceptado: 23-02-2015.

Cómo citar este artículo/Citation: González Quesada, A.; Jiménez López, M. A.; Ajenjo Cosp, M. (2015). El comportamiento de los lectores en tiempos de crisis: el caso de las bibliotecas públicas de la ciudad de Barcelona. Revista Española de Documentación Científica, 38 (4): e103, doi: http://dx.doi.org/10.3989/redc.2015.4.1228

PALABRAS CLAVE: Barcelona; biblioteca pública; comportamiento informativo; crisis económica; estudios de usuarios.

KEYWORDS: Barcelona; economic crisis; informational behavior; public library; user studies.

Copyright: © 2015 CSIC. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution-Non Commercial (by-nc) Spain 3.0.

CONTENIDOS

RESUMEN
ABSTRACT
1. INTRODUCCIÓN
2. FUENTES Y METODOLOGÍA
3. RESULTADOS
4. DISCUSIÓN
5. CONCLUSIONES
6. AGRADECIMIENTOS
7. NOTAS
8. REFERENCIAS
APÉNDICE

 

1. INTRODUCCIÓN Top

El impago de los créditos subprime y la quiebra de bancos como Lehman-Brothers han conducido a la mayor contracción económica desde la Segunda Guerra Mundial. Desde 2008 las consecuencias en España han sido devastadoras: destrucción de empleo, precariedad laboral, recortes salariales, desahucios. Medidas como la reducción del gasto público en sanidad y educación o la reforma laboral, sumadas a la desconfianza en políticos e instituciones han creado las condiciones para que el descontento de múltiples sectores sociales confluya, se haga visible y reclame cambios profundos en el modelo económico y en la forma de gobernar.

La biblioteca pública no ha quedado al margen de las dinámicas generadas por la crisis. Por un lado, ha incorporado la oferta editorial que desde 2009 viene reflejando la coyuntura, con obras que van desde la explicación del funcionamiento de la economía y las causas de la crisis, hasta las alternativas al modelo político y económico vigente, pasando por las que ofrecen estrategias para encontrar trabajo u orientan en el camino del autoempleo y el emprendimiento empresarial; por el otro, también ha sufrido recortes en su presupuesto con la consecuente reducción en puntos de servicio, personal y adquisiciones. Y todo ello ha coincidido con el aumento de la demanda de los servicios bibliotecarios (Hernández-Sánchez y Arrollo-Vázquez, 2014Hernández-Sánchez, H.; Arrollo-Vázquez, N. (2014). Efectos de la crisis económica en las bibliotecas. El profesional de la información, 23 (2), pp. 158-164, http://dx.doi.org/10.3145/epi.2014.mar.08.).

La literatura académica y profesional se ha ocupado del impacto de la recesión en las bibliotecas públicas desde perspectivas diversas. Rooney-Browne (2009Rooney-Browne, C. (2009). Rising to challenge: a look at the role of public libraries in times of recession. Library Review, 58 (5), pp. 341-352, http://dx.doi.org/10.1108/00242530910961765.), Bundy (2009Bundy, A. (2009). The economic downturn: challenge and opportunity for public libraries?. Australasian Public Libraries and Information Services, 22 (1), pp. 3-5.), Gómez-Hernández (2010Gómez Hernández, J.A. (2010). Bibliotecas en tiempos de crisis. Anuario ThinkEPI, 4, pp. 79-86.) y López López (2010López López, P. (2010). Crisis y biblioteca pública. Educación y biblioteca, 178, pp. 54-56.) han reflexionado sobre la oportunidad que la crisis ha supuesto para potenciar y revalorizar su función social, educativa y transformadora. Trabajos como el de Pérez Pulido (2010Pérez Pulido, M. (2010). Captar y generar recursos en tiempos de crisis: oportunidades en fundraising en bibliotecas públicas. En: Castillo Fernández, J.; Gómez Hernández, J.A.; Quílez Simón, P. (eds.), La biblioteca pública frente a la recesión, acción social y educativa. Madrid; Murcia: ANABAD; TresFronteras.), circunscrito a la realidad española, y el de Kostagiolas y Margiola (2011Kostagiolas, P.; Margiola, A. (2011). A library management response model against the economic crisis: The case of public libraries in Greece. Library Review, 60 (6), pp. 486-500, http://dx.doi.org/10.1108/00242531111147206.), a la griega, abordan la innovación en la gestión bibliotecaria en tiempo de crisis. El impacto de la recesión en la financiación y uso de los servicios bibliotecarios ha sido descrito en distintos países: Sudáfrica (Mnkeni-Saurombe, 2010Mnkeni-Saurombe, N. (2010). Impact of the 2009 economic recession on public/community library services in South Africa: perceptions on libraries from the Metropolitan Municipality of Tshwane. Mousaion, 28 (1), pp. 89-105.), Reino Unido (Harper y Corrall, 2011Harper, R.; Corrall, S. (2011). Effects of the economic downturn on academic libraries in the UK: positions and projections in Mid-2009. New Review of Academic Librarianship, 17 (1), pp. 96-128, http://dx.doi.org/10.1080/13614533.2011.554103.), Estados Unidos (Guarria y Wang, 2011Guarria, C.; Wang, Z. (2011). The economic crisis and its effect on libraries. New Library World, 112 (5/6), pp. 199-214, http://dx.doi.org/10.1108/03074801111136248.), Islandia (Tryggvadottir, 2013Tryggvadottir, Eyrun Yr. (2013). Effects of economic recession on iceland libraries. Scandavian Public Library Quarterly, 46 (1), pp. 22-23.). En España destacan los trabajos de Gómez-Hernández (2012Gómez Hernández, J.A. (2012). Previsible agudización de la crisis en las bibliotecas públicas durante 2012. Anuario ThinkEPI, 1, pp. 56-61.), Carrión Gútiez (2013Carrión Gútiez, A. (2013). Informe de situación de las bibliotecas públicas españolas en 2012. El profesional de la información, 22 (3), pp. 250-258, http://dx.doi.org/10.3145/epi.2013.may.09.) y Hernández-Sánchez y Arrollo-Vázquez (2014Hernández-Sánchez, H.; Arrollo-Vázquez, N. (2014). Efectos de la crisis económica en las bibliotecas. El profesional de la información, 23 (2), pp. 158-164, http://dx.doi.org/10.3145/epi.2014.mar.08.). Los estudios empíricos son escasos. Desde que James (1986James, S. (1986). Economic hard times and public library use: a close look at librarians’ axiom. Public Library Quarterly, 7 (3/4), pp. 61-70, http://dx.doi.org/10.1300/J118v07n03_08.) estableciera la existencia de una relación entre los ciclos económicos y el uso de bibliotecas, dos investigaciones han verificado que su uso aumenta con la recesión. La primera en el entorno estadounidense (ALA, 2002American Library Association (ALA) (2002). Public library use and economic hard times: analysis of recent data. Chicago: ALA, URL: ala.org/research/sites/ala.org.research/files/content/librarystats/public/economichardtimestechnicalreport.pdf [Consulta: enero 2013].) y la segunda en el británico (Child y Goulding, 2012Child, R.; Goulding, A. (2012). Public libraries in the recession: the librarian’s axiom. Library Review, 61 (8/9), pp. 641-663, http://dx.doi.org/10.1108/00242531211292123.). Son muy escasas también las contribuciones que tratan la influencia de la crisis en las actitudes y hábitos de consumo de información. Es reseñable el informe de OCLC (2011OCLC (2011). Perceptions of libraries, 2010: context and community. Dublin (Ohio): OCLC, 108 p. URL: http://www.oclc.org/content/dam/oclc/reports/2010perceptions/2010perceptions_all.pdf [Consulta: enero 2013].) sobre el comportamiento de los lectores estadounidenses. En España, las investigaciones sobre hábitos lectores circunscritas al ámbito de la biblioteca pública han sido poco frecuentes, sin embargo destacan los trabajos coordinados o dirigidos por Hilario Hernández: Las bibliotecas públicas en España: una realidad abierta (2001Hernández-Sánchez, H. et al. (2001). Las bibliotecas públicas en España: una realidad abierta. Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 319 p.), Las bibliotecas públicas en España. Dinámicas 2001-2005 (2008Hernández-Sánchez, H. (2008). Las bibliotecas públicas en España. Dinámicas 2001-2005. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 391 p.) y Opiniones y actitudes de los usuarios de las Bibliotecas Públicas del Estado (2009Hernández-Sánchez, H. (dir.) (2009). Opiniones y actitudes de los usuarios de las Bibliotecas Públicas del Estado. Madrid: Ministerio de Cultura, Salamanca; Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 85 p. URL: http://travesia.mcu.es/portalnb/jspui/bitstream/10421/1621/1/est_usu_BPE.pdf. [Consulta: febrero 2013].). Ninguna de ellas, por sus fechas de realización, aporta datos sobre la influencia de la crisis en el comportamiento de los lectores. Tampoco el barómetro sobre hábitos de lectura de la Federación de Gremios de Editores de España (2013Federación de Gremios de Editores de España (2013). Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros de 2012. Madrid: FGEE, URL: http://www.federacioneditores.org/0_Resources/Documentos/130207NPR-FGEE-BarometroHabitosdeLectura2012.pdf [Consulta: abril 2013].) arroja luz sobre el tema, más allá de señalar la ocupación y nivel de estudios de los usuarios que más han frecuentado las bibliotecas durante 2012, sin especificar de qué tipo de biblioteca se trata.

Como se desprende de lo expuesto, apenas se dispone de datos sobre el impacto de la crisis económica en los lectores, los destinatarios finales de los recursos y servicios que las bibliotecas ponen a su disposición para cumplir su misión informativa y educativa, de inclusión y promoción social. Es por ello que el objetivo general de este estudio es conocer la influencia de la crisis en el comportamiento informativo de los usuarios de las bibliotecas públicas de la ciudad de Barcelona. Así, teniendo en cuenta el sexo, la edad, situación laboral y nivel de formación de los lectores, se pretende:

  • Determinar los cambios que la crisis ha propiciado en actitudes y hábitos relacionados con la biblioteca como: visitas, préstamos, consultas de prensa, uso de internet.

  • Determinar la relación entre la crisis económica y el uso de los recursos bibliotecarios para cubrir necesidades informativas vinculadas a: a) la proactividad en el terreno laboral y profesional; b) el interés por la coyuntura socioeconómica.

 

2. FUENTES Y METODOLOGÍA Top

A tenor de los objetivos expuestos y de la metodología aplicada, que a continuación se describirá, la presente investigación se enmarca dentro de lo que Sanz (1994Sanz, E. (1994). Manual de estudios de usuarios. Madrid: Fundación Sánchez Ruipérez, 279 p.) ha definido como estudios de usuario, o siguiendo la distinción de González Teruel (2005González Teruel, A. (2005). Los estudios de necesidades y usos de la información : fundamentos y perspectivas actuales. Gijón: Trea, 181 p.), como estudios de necesidades y usos.

Para la investigación se ha desarrollado un cuestionario diseñado ad hoc, cuyo público objetivo eran los lectores de las bibliotecas públicas de la ciudad de Barcelona. El cuestionario constaba de 30 preguntas agrupadas en seis bloques (ver Apéndice). El primero se ha destinado a describir el perfil del lector (sexo, edad, situación laboral y nivel de estudios); los restantes han recogido la percepción de los cambios en su comportamiento informativo desde el momento en que cada lector ha sido consciente de los efectos de la crisis económica. El momento de esa toma de conciencia es distinto para cada lector y tal fenómeno puede derivar tanto de la experiencia personal como de la influencia del contexto socioeconómico, o de ambas. Por ello, el redactado de las cuestiones referidas a la percepción de los efectos de la crisis ha incluido siempre la expresión “desde que es consciente de los efectos de la crisis…”

A finales de 2012 el equipo investigador contactó con los responsables del Consorci de Biblioteques de Barcelona para exponer el proyecto de investigación y obtener su permiso. El Consorci contaba en 2013 con 38 bibliotecas en la ciudad de Barcelona. Del más de 1,5 millones de usuarios potenciales el conjunto de bibliotecas tenía inscritos 905.151 lectores, que superaron los 6 millones de visitas y efectuaron más de 4 millones de préstamos[1].

Las encuestas se realizaron entre el 22 de febrero y el 11 de mayo de 2013 en las 37 bibliotecas operativas en aquellas fechas, tanto en horario de mañana como de tarde. Los encuestados fueron escogidos aleatoriamente entre los lectores mayores de 16 años que manifestaron ser usuarios habituales de alguna de las bibliotecas de la ciudad. El cuestionario fue suministrado personalmente por los investigadores después de obtener la conformidad del lector y garantizar su anonimato, así como explicar el objetivo último de los datos obtenidos con sus respuestas. La muestra final ha constado de 619 usuarios de biblioteca. Esta muestra comporta, con un nivel de confianza del 95%, un error máximo del 3,9%, bajo el supuesto de máxima indeterminación (p=q=0,5).

Para conocer la influencia de la crisis económica en el comportamiento de los lectores en función de las distintas variables independientes (sexo, edad, nivel de estudios, situación laboral) se han utilizado tablas de contingencia, aplicándose el test de la ji cuadrado, de modo que solamente se comentan los resultados que, con un 95% de confianza, eran estadísticamente significativos. Además, y para evaluar la influencia neta de estas variables, en todos los casos se han llevado a cabo regresiones logísticas binarias.

También se han generado dos índices cuantitativos: un índice de proactividad y un índice de interés por la coyuntura socioeconómica.

El primero mide el uso que los lectores han hecho de los recursos de la biblioteca para mejorar su situación laboral y profesional, a partir de sus respuestas sobre el préstamo de libros o la consulta de información en torno a cuatro ítems (bloque 5): mejorar la competencia profesional, ampliar la formación, encontrar trabajo y autoemplearse. Para la elaboración del índice se ha dado el valor 1 cuando el uso comportaba el préstamo de libros, y el valor 0,5 cuando se trataba de la consulta de información a través de cualquier recurso documental proporcionado por la biblioteca. Al disponer de ocho ítems (4 para préstamo y 4 para consulta), el rango del índice está comprendido entre 0 y 6.

El segundo índice mide el uso que los lectores han hecho de los recursos de la biblioteca para conocer la coyuntura socioeconómica, a partir de sus respuestas sobre el préstamo de libros o la consulta de información en torno a cuatro ítems (bloque 6): causas de la crisis económica, recortes en el estado del bienestar, funcionamiento del sistema económico, alternativas al modelo político y socioeconómico. Al disponer también de ocho ítems, para la elaboración del índice se ha seguido la misma lógica que en el de proactividad, de manera que el rango del índice también queda comprendido entre 0 a 6. Para evaluar la relación de ambos índices con el resto de variables independientes se han utilizado los correspondientes análisis de la variancia, y se comentan solamente los resultados significativos con un 95% de confianza.

Antes de pasar a la exposición de los resultados conviene reseñar brevemente la evolución de la tasa de paro en la ciudad de Barcelona desde el inicio de la crisis. De acuerdo con los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), el paro en Barcelona siempre ha sido inferior a la media del Estado. En el primer trimestre de 2008 era del 7,3%, por debajo del 9,7% de la media estatal. En el último trimestre de 2012 se alcanzó la tasa más alta, 19%. Durante la realización de la presente investigación se redujo ligeramente, situándose en 18,2% en el primer trimestre de 2013 y en el 18,5% en el segundo. En esas fechas, la EPA marcaba para el conjunto del Estado el punto más alto de la crisis con una tasa de desempleo que rozaba el 27%[2].

 

3. RESULTADOS Top

La exposición de los resultados del análisis estadístico comentado anteriormente se ofrece a través de la descripción del perfil de los lectores que responden a cinco actitudes y comportamientos relacionados con el uso de la biblioteca. En concreto, se describe cómo son los lectores que a raíz de la crisis necesitan estar más informados, visitan más la biblioteca, seleccionan los contenidos por una influencia notable de la situación económica, muestran mayor proactividad y manifiestan un considerable interés por la coyuntura socioeconómica[3].

3.1. Lectores que necesitan estar más informados

Algo más de la mitad de los entrevistados (52%) afirma que necesita estar más informado a raíz de la crisis. Esta necesidad, que es algo mayor entre las mujeres que entre los hombres (p-valor=0,056), cambia de forma importante en función de la edad (p-valor=0,005), siendo más acusada entre los jóvenes (16-34 años) y entre los lectores de mayor edad, y menor en las edades intermedias (35-44 años). Además, se observa una relación inversa entre tal necesidad y el nivel de estudios (p-valor=0,042), de modo que son los lectores con formación básica aquéllos que afirman en mayor medida que necesitan estar más informados. En cuanto a la situación laboral, los estudiantes y los desocupados son los colectivos que más manifiestan esta necesidad (p-valor=0,019). Estas diferencias son importantes tanto si se observan individualmente como si se analizan teniendo en cuenta el resto de variables[4]. Así, por ejemplo, a igualdad de estudios y situación laboral, la odds de necesitar mayor información y no necesitarla es el doble entre los más jóvenes que entre los lectores de edades intermedias; así como a igualdad de edad y situación laboral, la relación de odds es de dos entre los lectores con formación básica respecto de los titulados universitarios.

Al comparar los lectores que afirman una mayor necesidad de información con los que no lo afirman, se observa un aumento en los primeros en: la frecuencia de uso de la biblioteca, la consulta de prensa diaria, y el préstamo de material de ficción y de no ficción. En cambio, no se detectan diferencias significativas en el préstamo de música y cine (figura 1). Destaca la diferencia de porcentajes en el préstamo de material de no ficción. El correspondiente a los lectores que necesitan estar más informados es el doble de quienes dicen no necesitarlo.

Figura 1. Visitas a la biblioteca, consultas de prensa diaria y préstamo entre lectores que manifiestan necesitar estar más informados y los que no (en %)

Visitas a la biblioteca, consultas de prensa diaria y préstamo entre lectores que manifiestan necesitar estar más informados y los que no (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

También hay diferencias significativas entre aquellos que manifiestan una mayor necesidad de información y los que no, en la selección del contenido de libros, revistas y webs. El porcentaje de los que afirman que la situación económica ha influido mucho o bastante en su selección de libros es el doble entre quienes dicen necesitar estar más informados y quienes no, y casi del triple en la selección de las revistas (figura 2).

Figura 2. Influencia de la situación económica en la selección de contenidos entre lectores que manifiestan necesitar estar más informados y los que no (en %)

Influencia de la situación económica en la selección de contenidos entre lectores que manifiestan necesitar estar más informados y los que no (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

En términos generales, los lectores que manifiestan mayor necesidad de estar más informados muestran mayor proactividad y mayor interés por la coyuntura socioeconómica. En cuanto a la proactividad (figura 3) se observan diferencias significativas en los usos de la biblioteca referidos al préstamo para ampliar la propia formación, al préstamo y consulta para mejorar la competencia profesional y para buscar trabajo, mientras que no se detectan diferencias significativas en el uso de la biblioteca para autoemplearse, ya sea en préstamo o consulta.

Figura 3. Proactividad entre lectores que manifiestan necesitar estar más informados y los que no (en %)

Proactividad entre lectores que manifiestan necesitar estar más informados y los que no (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

En cuanto al interés por la coyuntura económica (figura 4), la crisis ha comportado un aumento del uso de la biblioteca para todos los aspectos sobre los que se ha preguntado, excepto para el préstamo de libros sobre las causas de la crisis económica, donde no se observan diferencias significativas entre los que muestran una mayor necesidad de información y los que no.

Figura 4. Interés por la coyuntura socioeconómica entre lectores que manifiestan necesitar más información y los que no (en %)

Interés por la coyuntura socioeconómica entre lectores que manifiestan necesitar más información y los que no (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

3.2. Lectores que visitan más la biblioteca

Cerca de la mitad de los entrevistados (44,4%) afirma que a raíz de la crisis visita más la biblioteca. La variable que más influye en el aumento de visitas es la situación laboral (p-valor<0,001). Los lectores en paro son quienes más sostienen esta afirmación (70%). Por otro lado, en el resto de categorías (estudiantes, trabajadores en activo, autónomos y jubilados) se sitúan entre el 30% y el 35%.

Existe una relación inversa entre nivel de formación y el aumento en la visita a la biblioteca (p-valor=0,026). Los lectores con menor formación, a igualdad del resto de variables, son quienes más afirman visitar más la biblioteca desde la crisis, en una proporción que dobla la del resto de niveles de estudio.

Se detecta una relación directa entre visitar más la biblioteca y el aumento en la consulta de prensa diaria y el préstamo de todo tipo de material (figura 5). En el préstamo de ficción y no ficción los porcentajes de quienes dicen visitar más la biblioteca son el doble de los que no han variado su frecuencia. En el caso de la prensa diaria la proporción es el triple.

Figura 5. Préstamos y consulta de prensa diaria entre lectores que manifiestan visitar más la biblioteca y los que no (en %)

Préstamos y consulta de prensa diaria entre lectores que manifiestan visitar más la biblioteca y los que no (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

También hay una relación directa entre el hecho de visitar más la biblioteca y el nivel de influencia de la situación económica en la selección del contenido de libros, revistas y webs (figura 6). El porcentaje de quienes afirman que la situación económica ha influido mucho o bastante en su selección de libros y webs es más del doble entre quienes dicen visitar más la biblioteca y los que no.

Figura 6. Influencia de la situación económica en la selección de contenidos entre lectores que manifiestan visitar más la biblioteca y los que no (en %)

Influencia de la situación económica en la selección de contenidos entre lectores que manifiestan visitar más la biblioteca y los que no (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

Los lectores que dicen visitar más la biblioteca muestran mayor proactividad en todos los usos analizados (figura 7). Destacan los que tienen que ver con la búsqueda de trabajo y el autoempleo. En ambos casos las diferencias porcentuales entre los que dicen acudir más a la biblioteca y quienes no han variado su frecuencia de visitas es más del doble. En cuanto a la relación entre el aumento de visitas y el interés por la coyuntura socioeconómica, solo en dos de los cuatro usos analizados se detectan diferencias significativas. Así, para la consulta de información sobre los recortes en el estado del bienestar y las alternativas al modelo político y socioeconómico los lectores que afirman visitar más la biblioteca presentan porcentajes superiores (44,2%, 44,7%) a quienes no han variado su frecuencia de visitas (33,6%, 35,8%).

Figura 7. Proactividad entre lectores que manifiestan visitar más la biblioteca y los que no (en %)

Proactividad entre lectores que manifiestan visitar más la biblioteca y los que no (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

3.3. Lectores a quienes la situación económica ha influido mucho o bastante en la selección de contenidos

Algo más de un tercio de los entrevistados (36,7%) dice que la situación económica ha influido mucho o bastante en la selección de los contenidos consultados en Internet en la biblioteca. En el caso de la temática de los libros cogidos en préstamo es poco más de un cuarto de los entrevistados (27,6%) y de aproximadamente un quinto (21,8%) cuando se trata del contenido de las revistas.

La influencia de la situación económica en la selección del contenido de libros y webs disminuye con la edad del lector (p-valor=0,027 y p-valor=0,006, respectivamente). Los jóvenes son quienes más afirman que la coyuntura económica influye mucho o bastante en su elección de los libros que toman en préstamo (30,5%) y en la información que consultan por Internet (43%). Ambos porcentajes se reducen hasta el 13,2% y el 20% respectivamente entre los mayores de 65 años.

La única diferencia significativa entre hombres y mujeres se detecta en la selección de los libros tomados en préstamo (p-valor=0,010). En este punto, a igualdad en el resto de variables, la probabilidad de que la situación económica influya mucho o bastante en la selección de libros es un 60% superior entre las mujeres que entre los hombres.

Los lectores con menor formación son los que más dicen percibir la influencia de la situación económica cuando eligen los libros que toman en préstamo (p-valor=0,004). Su porcentaje (33,8%) es cinco puntos superior al de los titulados universitarios y diez con respecto a los lectores con un nivel medio de formación.

La mayor influencia de la situación económica en la selección de contenidos se relaciona directamente con el desempleo. En la elección de libros, la odds de los que afirman que la situación económica les ha influido mucho o bastante, respecto de los que les ha influido poco o nada, es el doble entre los lectores en paro que entre los estudiantes y el triple entre desempleados que entre autónomos y trabajadores por cuenta ajena. En cuanto a la información consultada por Internet, esta misma relación de odds es siempre favorable a los desempleados, tomando un valor de tres si se compara con los trabajadores por cuenta ajena o con los estudiantes, y del orden de seis si se compara con los autónomos (p-valor<0,001, en todos los casos)[5].

Los lectores que afirman que la crisis económica ha influido mucho o bastante en la elección de la temática de libros tomados en préstamo son también quienes dicen que a raíz de la crisis han tomado en préstamo más ficción, cine y material de no ficción. En el préstamo de música no se observan diferencias significativas. En el préstamo del material de no ficción (actualidad política o económica, historia, divulgación científica…) es donde las diferencias son más notables, de modo que un 66,7% de quienes afirman que la crisis les ha influido mucho o bastante en la elección de libros cogidos en préstamo dicen haber recurrido más al préstamo de material de no ficción, un porcentaje que triplica el de los lectores (21,3%) a quienes la crisis no ha afectado en su elección de libros tomados en préstamo (figura 8).

Figura 8. Préstamo de material e influencia de la situación económica en la selección de los libros en préstamo (en %)

Préstamo de material e influencia de la situación económica en la selección de los libros en préstamo (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

También muestran mayor proactividad quienes afirman que la situación económica influye mucho o bastante en la selección de libros (figura 9). En los usos relacionados con la búsqueda de trabajo y autoempleo, las diferencias con los lectores que dicen que la influencia ha sido poca o nula son muy significativas. Aunque el efecto sobre el interés por la coyuntura económica sea menor, también es relevante. En este sentido, la mayor influencia de la situación económica en la selección de libros se relaciona con un mayor interés por la coyuntura socioeconómica cuando se trata del préstamo de libros sobre cualquiera de los cuatro aspectos analizados en torno a la coyuntura socioeconómica, pero no así cuando se trata de la consulta de información sobre tales aspectos (figura 10).

Figura 9. Proactividad e influencia de la situación económica en la selección de los libros en préstamo (en %)

Proactividad e influencia de la situación económica en la selección de los libros en préstamo (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

Figura 10. Interés por la coyuntura socioeconómica e influencia de la situación económica en la selección de los libros en préstamo (en %)

Interés por la coyuntura socioeconómica e influencia de la situación económica en la selección de los libros en préstamo (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

3.4. Lectores con mayor proactividad

Anteriormente ya se han señalado las relaciones entre proactividad y actitudes como: la necesidad de estar más informado (figura 3), visitar más la biblioteca (figura 7) y la influencia de la situación económica en la elección de contenidos (figura 9). En este punto se muestra el resto de correlaciones que configuran el perfil de los lectores con mayor proactividad.

El índice de proactividad (tabla I) señala que ésta decrece significativamente a medida que avanza la edad del lector (p-valor<0,001).

Tabla I. Índice de proactividad según la edad* de los lectores

Índice de proactividad según la edad* de los lectores

[Descargar tamaño completo]

 

En todas las franjas de edad, los porcentajes de préstamo y consulta de información para ampliar la propia formación o mejorar la competencia profesional son mucho mayores que los relativos a la búsqueda de trabajo o al autoempleo (figura 11). La proactividad decrece con la edad del lector excepto cuando se recurre a la biblioteca para autoemplearse. El repunte se produce entre los lectores de mayor edad (55-64 años). El porcentaje de lectores de esta franja que dicen recurrir al préstamo y la consulta de información para autoemplearse dobla al de los de la franja 45-54 y es ligeramente inferior a los lectores de entre 34-44 años (figura 11).

Figura 11. Usos proactivos de la biblioteca según franjas de edad (en %)

Usos proactivos de la biblioteca según franjas de edad (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

La proactividad para ampliar la propia formación es mayor entre los lectores con niveles de formación medio y alto; mientras que los lectores con formación básica son quienes más dicen utilizar la biblioteca para buscar trabajo (figura 12). No se han encontrado diferencias significativas relativas a la mejora de la competencia profesional y al autoempleo.

Figura 12. Usos proactivos de los recursos de la biblioteca según el nivel de formación de los lectores (en %)

Usos proactivos de los recursos de la biblioteca según el nivel de formación de los lectores (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

En cuanto a la situación laboral, las diferencias también son importantes (p-valor<0,001), correspondiendo el mayor índice de proactividad a los desempleados (tabla II). Los lectores en paro afirman recurrir al préstamo para mejorar su competencia profesional en una proporción que dobla la de los autónomos, es siete veces la de los trabajadores en activo y ocho la de los estudiantes. Cuando se trata de la consulta de información las diferencias aumentan. La proporción que manifiestan los parados triplica la de los autónomos, septuplica la de los trabajadores por cuenta ajena y es once veces superior a la de los estudiantes.

Tabla II. Índice de proactividad según la situación laboral de los lectores

Índice de proactividad según la situación laboral de los lectores

[Descargar tamaño completo]

 

También los lectores en paro son el colectivo que más afirma emplear los recursos de la biblioteca para buscar trabajo. Un 31,4% de ellos dice haber hecho uso del préstamo, muy por encima del 13% correspondiente al de los estudiantes y del 6,6% de los trabajadores por cuenta ajena. En cuanto a la consulta de información, el porcentaje de desempleados que lo afirma alcanza el 59,4%, muy lejos del 17% de estudiantes y del 12,9% de trabajadores en activo. Sin embargo, quienes muestran los mayores porcentajes de préstamo de libros y de consulta de información para autoemplearse son los autónomos (24,4% - 33,3%), por encima de los lectores en paro (17,2% - 18,4%).

Conviene en este punto centrar la atención en los datos sobre la proactividad de los lectores en paro. Tal y como sucede con el conjunto de los usuarios de (p-valor=0,005) bibliotecas, entre los desempleados la proactividad también disminuye con la edad. El índice de los más jóvenes supera en un 27% al de los lectores entre 35-44 años y en un 40% al de los de más edad (tabla III).

Tabla III. Índice de proactividad según la edad* de los lectores en paro

Índice de proactividad según la edad* de los lectores en paro

[Descargar tamaño completo]

 

En los usos relacionados con la ampliación de la propia formación y la mejora de la competencia profesional (figura 13), la franja de edad con mayor porcentaje corresponde a la de los más jóvenes y las diferencias con el resto de grupos nunca son inferiores a los diez puntos. No hay diferencias significativas entre los desempleados para los usos relacionados con la búsqueda de trabajo y el autoempleo.

Figura 13. Usos proactivos de la biblioteca según edad de los lectores en paro (en %)

Usos proactivos de la biblioteca según edad de los lectores en paro (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

El índice de proactividad aumenta con el nivel de formación (p-valor=0,043). El de los titulados universitarios (3,21) es un 11% superior al de los que poseen nivel medio y un 33% mayor que el de los lectores con nivel básico (tabla IV).

Tabla IV. Índice de proactividad de los lectores desempleados

Índice de proactividad de los lectores desempleados

[Descargar tamaño completo]

 

El 85,9% de los titulados universitarios en paro dice haber recurrido al préstamo de libros para ampliar su formación, mientras que el porcentaje entre los desempleados con menos estudios se reduce en casi veinte puntos. En la consulta de información la distancia entre ambos grupos se acentúa y supera los treinta puntos (79,3% - 47,2%). La tendencia es similar cuando se trata de mejorar la competencia profesional (figura 14).

Figura 14. Proactividad según el nivel de formación de los lectores en paro (en %)

Proactividad según el nivel de formación de los lectores en paro (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

Para concluir este apartado, y como contrapunto a los datos anteriores, se describen los relativos a la proactividad de los trabajadores por cuenta ajena.

Como ya se ha señalado a nivel general y de forma específica en el caso de los desempleados, entre los trabajadores por cuenta ajena la proactividad también decrece con la edad (p-valor=0,031). La mitad de los lectores de entre 16-34 años afirma recurrir a la biblioteca para mejorar su competencia profesional, lo que representa más de quince puntos por encima del porcentaje correspondiente a los lectores de más edad. Los jóvenes son también quienes más dicen haber empleado la biblioteca para buscar trabajo (26%) o autoemplearse (10%), y aunque sean porcentajes discretos, casi doblan los de los lectores de entre 35-44 años.

Por último, cabe reseñar que la proactividad es mayor entre los trabajadores con menor formación, contrariamente a lo que se ha observado entre los desempleados. El porcentaje de los que dicen haber consultado información para encontrar trabajo (30,8%) casi dobla al de los lectores con nivel medio (17,2%) y triplica al de los titulados universitarios (9,7%).

3.5. Lectores con mayor interés por la coyuntura socioeconómica

Ya se han señalado las relaciones entre el interés por la coyuntura socioeconómica y actitudes como: necesidad de estar más informado (figura 4), visitar más la biblioteca e influencia de la situación económica en la elección de contenidos (figura 10). Este punto presenta el resto de relaciones que configuran el perfil de los lectores con mayor interés por la coyuntura socioeconómica a raíz de la crisis.

El índice de interés por la coyuntura socioeconómica de los hombres (2,01) es significativamente (p-valor=0,007) superior al de las mujeres (1,57). En todos los usos con significación estadística se manifiesta esta tendencia (figura 15). También entre los trabajadores por cuenta ajena un 50% más de hombres que de mujeres afirma haber cogido en préstamo algún libro sobre las causas de la crisis. La proporción alcanza el doble cuando se trata del funcionamiento del sistema económico.

Figura 15. Interés por la coyuntura socioeconómica según el sexo del lector (en %)

Interés por la coyuntura socioeconómica según el sexo del lector (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

Los estudiantes son quienes más afirman interesarse por las causas de la crisis. A igualdad de estudios, situación laboral y sexo, lo hacen el triple que los desempleados, cuyo porcentaje está por debajo también del registrado por autónomos y trabajadores por cuenta ajena. La proporción de estos últimos es el doble que la mostrada por los lectores en paro.

Entre los desempleados el mayor índice de interés por la coyuntura económica corresponde a los más jóvenes (p-valor=0,035). Supera en un 67% al de los lectores entre 35-44 años, pero por un escaso margen (10%) al de los de más edad (Tabla V).

Tabla V. Índice de interés sobre la coyuntura económica según la edad* de los lectores en paro

Índice de interés sobre la coyuntura económica según la edad* de los lectores en paro

[Descargar tamaño completo]

 

Los desempleados jóvenes afirman interesarse más por la incidencia de la crisis en el estado del bienestar y las alternativas al modelo político y socioeconómico, mientras que los de más edad son quienes dicen estar más inclinados a conocer las causas de la crisis y el funcionamiento del sistema económico (figura 16).

Figura 16. Usos de la biblioteca para interesarse sobre la coyuntura económica según la edad de los lectores en paro (en %)

Usos de la biblioteca para interesarse sobre la coyuntura económica según la edad de los lectores en paro (en %)

Los umbrales de significación son: * 5%; ** 1%; *** 0,1%.

[Descargar tamaño completo]

 

 

4. DISCUSIÓN Top

El análisis de los resultados demuestra que la crisis económica ha incidido en el comportamiento de los lectores de las bibliotecas públicas de Barcelona. Alrededor de la mitad de los encuestados afirma que necesitan estar más informados y que su frecuencia de visitas a la biblioteca ha aumentado. Cerca de un tercio asegura que la situación económica ha influido notablemente en la selección de los contenidos de lo que ha tomado en préstamo o ha consultado en la biblioteca. También se constata cómo la crisis ha propiciado que ciertos colectivos (desempleados y lectores con bajos niveles de formación) usen los recursos de la biblioteca para ampliar sus competencias profesionales y encontrar trabajo. Por otro lado, y aunque en menor medida, la crisis también ha despertado cierto interés por seguir de cerca la coyuntura socioeconómica.

El presente trabajo es el primero que aborda la relación entre la crisis económica y el comportamiento de los lectores en el ámbito de la biblioteca pública en España. La ausencia de estudios previos sobre el tema y que hayan aplicado una metodología similar impide contrastar los datos obtenidos. Sin embargo, un aspecto reseñado anteriormente, el aumento en la frecuencia de visitas a la biblioteca, es uno de los indicadores presentes en los trabajos de ALA, (2002American Library Association (ALA) (2002). Public library use and economic hard times: analysis of recent data. Chicago: ALA, URL: ala.org/research/sites/ala.org.research/files/content/librarystats/public/economichardtimestechnicalreport.pdf [Consulta: enero 2013].) y Child & Goulding (2012Child, R.; Goulding, A. (2012). Public libraries in the recession: the librarian’s axiom. Library Review, 61 (8/9), pp. 641-663, http://dx.doi.org/10.1108/00242531211292123.) que han verificado el axioma de James (1986James, S. (1986). Economic hard times and public library use: a close look at librarians’ axiom. Public Library Quarterly, 7 (3/4), pp. 61-70, http://dx.doi.org/10.1300/J118v07n03_08.), que vincula el incremento del uso de las bibliotecas públicas a los períodos de recesión. Por otro lado, entre los factores que Gómez Hernández (2010Gómez Hernández, J.A. (2010). Bibliotecas en tiempos de crisis. Anuario ThinkEPI, 4, pp. 79-86.) señala para explicar el aumento en el número de usuarios de las bibliotecas públicas a raíz de la crisis apunta el mayor tiempo disponible de los desempleados y la necesidad de ampliar sus competencias profesionales para encontrar trabajo. Los datos aportados por el presente estudio demuestran cómo el desempleo y los bajos niveles de formación son variables que han modificado el comportamiento de los lectores, concretamente aumentando su frecuencia de visitas a la biblioteca, y lo que se ha definido como usos proactivos de la biblioteca.

Los resultados que se ofrecen responden solo a la realidad de las bibliotecas públicas de la ciudad de Barcelona. Convendría replicar la investigación en contextos distintos, tanto desde el punto de vista socioeconómico como demográfico, para verificar si las tendencias apuntadas en los perfiles descritos dependen o no de tales contextos. Sin embargo, aunque los resultados expuestos se circunscriban a un entorno concreto, su significación no se limita solo a conocer el perfil de los lectores de acuerdo con actitudes y comportamientos relacionados con el uso de la biblioteca, sino, sobre todo, en la aplicación de ese nuevo conocimiento en la planificación y gestión bibliotecaria. Disponer de datos sobre el comportamiento de los lectores, avalados por una metodología científica, debería contribuir a elaborar los criterios que rigen la toma de decisiones de las administraciones en materia de financiación bibliotecaria. Esos mismos datos también pueden ser de enorme utilidad en manos de los responsables de las políticas de selección y adquisición de materiales, y adecuar así las colecciones a las necesidades que el contexto socioeconómico genera entre los lectores. Asimismo, los resultados del estudio aportan una información sólida sobre el perfil de los lectores que amplía y complementa tanto los datos registrados regularmente sobre visitas, préstamos y usos de la red, entre otros, como los derivados de la observación de la realidad cotidiana de la biblioteca por parte de sus profesionales. Todo ese conjunto de conocimientos sobre la realidad específica de cada biblioteca podría traducirse en el desarrollo de acciones encaminadas a satisfacer las necesidades de los lectores.

Los resultados que se han presentado constituyen una primera aproximación al conocimiento del comportamiento de los lectores y del uso que hacen de la biblioteca pública en tiempo de crisis. Los datos aportados permiten esbozar perfiles sociológicos para ciertos comportamientos, pero el conjunto del estudio no agota la exploración del tema. Han quedado sin responder cuestiones que no se plantearon inicialmente como, por ejemplo, cuál es el porcentaje y perfil de los encuestados que han acudido por primera vez a una biblioteca pública empujados por la situación económica. También quedan por resolver otras, que por su metodología no tenían cabida en el presente trabajo aunque complementarían el conocimiento del tema, como es aproximarse al nivel de satisfacción de los lectores en los usos relacionados con la proactividad y el seguimiento de la coyuntura socioeconómica.

 

5. CONCLUSIONES Top

La investigación ha alcanzado los objetivos propuestos: por un lado, determinar cómo la crisis económica ha incidido en ciertas actitudes y comportamientos de los lectores de la biblioteca pública y, por el otro, establecer la relación entre la crisis y el uso que los lectores han hecho de los recursos bibliotecarios para cubrir necesidades informativas vinculadas a la proacción laboral y profesional y al interés por la coyuntura socioeconómica.

Los resultados demuestran que a raíz de la crisis los lectores que necesitan estar más informados visitan con más frecuencia la biblioteca, usan más sus recursos y perciben que la situación económica ha influido mucho o bastante en su elección de contenidos. Además, los lectores que comparten este conjunto de actitudes y comportamientos muestran mayor proactividad para mejorar su situación laboral y profesional y mayor interés por la coyuntura socioeconómica.

Atendiendo a las variables que han caracterizado a los lectores del estudio (sexo, edad, nivel de formación y situación laboral) se puede afirmar que, a raíz de la crisis, los hombres muestran un mayor interés por la coyuntura socioeconómica, mientras que las mujeres dicen percibir más que los hombres la influencia de la crisis en la selección de los contenidos.

Los lectores más jóvenes son quienes más manifiestan la necesidad de estar más informados y quienes más han aumentado su frecuencia de visitas a la biblioteca. Son también el grupo de edad más proactivo para mejorar su situación laboral y profesional y muestran mayor interés por la situación socioeconómica.

El nivel de formación más bajo (estudios primarios, EGB, ESO) se asocia directamente con el aumento en la necesidad de estar más informado, así como con la mayor frecuencia de visitas a la biblioteca y la percepción de que la situación económica influye decisivamente en la selección de los contenidos de los libros que se cogen en préstamo. Se detecta también que los lectores con el nivel de formación más bajo son los más proactivos a la hora de utilizar los recursos de la biblioteca para encontrar trabajo.

La situación laboral es un factor que permite distinguir claramente las actitudes y comportamientos entre los lectores desocupados y ocupados. A raíz de la crisis, los lectores en paro manifiestan más necesidad de estar más informados. También afirman visitar más la biblioteca, con una probabilidad de hacerlo que quintuplica la de los trabajadores por cuenta ajena. La probabilidad de que la situación económica influya mucho o bastante en su selección de contenidos triplica la de los lectores con empleo. En cuanto a los usos proactivos de la biblioteca, la probabilidad de que los lectores en paro recurran a ellos puede llegar a ser siete veces superior a la de los ocupados. En cambio, cuando se trata de servirse de la biblioteca para seguir la coyuntura socioeconómica, la probabilidad de los lectores con trabajo dobla la de los desocupados.

Los desempleados son también el colectivo más proactivo a la hora de utilizar los recursos de la biblioteca para buscar trabajo. Entre éstos, los que tienen titulación universitaria son más proactivos que el resto. Este es un aspecto muy significativo, ya que contrasta con la tendencia general de los lectores: la mayor proactividad se asocia a los niveles más bajos de formación. En cuanto a los usos relacionados con el autoempleo el grupo de lectores más proactivo corresponde al de los trabajadores autónomos.

 

6. AGRADECIMIENTOSTop

Los autores agradecen a los responsables del Consorci de Biblioteques de Barcelona su colaboración para la realización del presente estudio.

 

7. NOTAS Top

[1]

Barcelona, Diputació. Estadístiques de les biblioteques de la Xarxa, 2013. http://www.diba.cat/es/web/biblioteques/dades-estadistiques.

[2]

Barcelona. Ajuntament. Dades bàsiques del món laboral a Barcelona. 2013 http://www.bcn.cat/estadistica/catala/dades/inf/treb/treb13/pdf/inf2013.pdf.

[3]

Las tablas de contingencia del análisis estadístico son consultables en: https://sites.google.com/site/comportamientolectores/.

[4]

Este análisis se ha realizado mediante una regresión logística, donde se analiza la odds entre necesitar estar más informado y no necesitarlo.

[5]

Este análisis se ha realizado mediante una regresión logística controlando otras variables como el sexo, la edad, y el nivel de estudios.

 

8. REFERENCIASTop

American Library Association (ALA) (2002). Public library use and economic hard times: analysis of recent data. Chicago: ALA, URL: ala.org/research/sites/ala.org.research/files/content/librarystats/public/economichardtimestechnicalreport.pdf [Consulta: enero 2013].
Bundy, A. (2009). The economic downturn: challenge and opportunity for public libraries?. Australasian Public Libraries and Information Services, 22 (1), pp. 3-5.
Carrión Gútiez, A. (2013). Informe de situación de las bibliotecas públicas españolas en 2012. El profesional de la información, 22 (3), pp. 250-258. http://dx.doi.org/10.3145/epi.2013.may.09.
Child, R.; Goulding, A. (2012). Public libraries in the recession: the librarian’s axiom. Library Review, 61 (8/9), pp. 641-663. http://dx.doi.org/10.1108/00242531211292123.
Federación de Gremios de Editores de España (2013). Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros de 2012. Madrid: FGEE, URL: http://www.federacioneditores.org/0_Resources/Documentos/130207NPR-FGEE-BarometroHabitosdeLectura2012.pdf [Consulta: abril 2013].
Gómez Hernández, J.A. (2010). Bibliotecas en tiempos de crisis. Anuario ThinkEPI, 4, pp. 79-86.
Gómez Hernández, J.A. (2012). Previsible agudización de la crisis en las bibliotecas públicas durante 2012. Anuario ThinkEPI, 1, pp. 56-61.
González Teruel, A. (2005). Los estudios de necesidades y usos de la información : fundamentos y perspectivas actuales. Gijón: Trea, 181 p.
Guarria, C.; Wang, Z. (2011). The economic crisis and its effect on libraries. New Library World, 112 (5/6), pp. 199-214. http://dx.doi.org/10.1108/03074801111136248.
Harper, R.; Corrall, S. (2011). Effects of the economic downturn on academic libraries in the UK: positions and projections in Mid-2009. New Review of Academic Librarianship, 17 (1), pp. 96-128. http://dx.doi.org/10.1080/13614533.2011.554103.
Hernández-Sánchez, H. et al. (2001). Las bibliotecas públicas en España: una realidad abierta. Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 319 p.
Hernández-Sánchez, H. (2008). Las bibliotecas públicas en España. Dinámicas 2001-2005. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 391 p.
Hernández-Sánchez, H. (dir.) (2009). Opiniones y actitudes de los usuarios de las Bibliotecas Públicas del Estado. Madrid: Ministerio de Cultura, Salamanca; Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 85 p. URL: http://travesia.mcu.es/portalnb/jspui/bitstream/10421/1621/1/est_usu_BPE.pdf. [Consulta: febrero 2013].
Hernández-Sánchez, H.; Arrollo-Vázquez, N. (2014). Efectos de la crisis económica en las bibliotecas. El profesional de la información, 23 (2), pp. 158-164. http://dx.doi.org/10.3145/epi.2014.mar.08.
James, S. (1986). Economic hard times and public library use: a close look at librarians’ axiom. Public Library Quarterly, 7 (3/4), pp. 61-70. http://dx.doi.org/10.1300/J118v07n03_08.
Kostagiolas, P.; Margiola, A. (2011). A library management response model against the economic crisis: The case of public libraries in Greece. Library Review, 60 (6), pp. 486-500. http://dx.doi.org/10.1108/00242531111147206.
López López, P. (2010). Crisis y biblioteca pública. Educación y biblioteca, 178, pp. 54-56.
Mnkeni-Saurombe, N. (2010). Impact of the 2009 economic recession on public/community library services in South Africa: perceptions on libraries from the Metropolitan Municipality of Tshwane. Mousaion, 28 (1), pp. 89-105.
OCLC (2011). Perceptions of libraries, 2010: context and community. Dublin (Ohio): OCLC, 108 p. URL: http://www.oclc.org/content/dam/oclc/reports/2010perceptions/2010perceptions_all.pdf [Consulta: enero 2013].
Pérez Pulido, M. (2010). Captar y generar recursos en tiempos de crisis: oportunidades en fundraising en bibliotecas públicas. En: Castillo Fernández, J.; Gómez Hernández, J.A.; Quílez Simón, P. (eds.), La biblioteca pública frente a la recesión, acción social y educativa. Madrid; Murcia: ANABAD; TresFronteras.
Rooney-Browne, C. (2009). Rising to challenge: a look at the role of public libraries in times of recession. Library Review, 58 (5), pp. 341-352. http://dx.doi.org/10.1108/00242530910961765.
Sanz, E. (1994). Manual de estudios de usuarios. Madrid: Fundación Sánchez Ruipérez, 279 p.
Tryggvadottir, Eyrun Yr. (2013). Effects of economic recession on iceland libraries. Scandavian Public Library Quarterly, 46 (1), pp. 22-23.

 

APÉNDICE. Cuestionario utilizado y distribución de frecuencias en porcentaje (n=619)Top

BLOQUE 1. Perfil del lector

Perfil del lector

[Descargar tamaño completo]

 

BLOQUE 2.

[Descargar tamaño completo]

 

BLOQUE 3.

[Descargar tamaño completo]

 

BLOQUE 4.

[Descargar tamaño completo]

 

BLOQUE 5.

[Descargar tamaño completo]

 

BLOQUE 6.

[Descargar tamaño completo]

 


Copyright (c) 2015 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista redc.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es